El Presidente de la Asociación de Notarios Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile, Alfredo Martin, señaló que frente al proyecto de ley que busca masificar el uso de la Firma Electrónica Avanzada, remplazando una serie de actos notariales por la simple firma electrónica, “es un negocio de unas pocas empresas certificadoras que pretenden reemplazar la fe pública y seguridad jurídicas”.

Asimismo, Martin señaló que entendía la eventual molestia que podría haber en la ciudadanía por las críticas al sistema, pero que han sido los propios notarios y conservadores quienes han pedido desde al año 2011 al Ministerio de Justicia que todas las declaraciones que se refieran a un hecho propio (por ejemplo las declaraciones de soltería),  se hagan sin comparecer ante un notario, agregando que “la molestia de la gente que se traslada hacia nosotros, es porque el Estado y otros organismos han impuestos que ciertas declaraciones sean hechas ante notario”.

Sin embargo, reiteró que a su juicio existiría una campaña de desprestigio contra el sistema notarial y registral proveniente de las mismas empresas interesadas -entendiéndose por éstas las que venden firma avanzada y sellado de tiempo- las que, según Martin, se han reunido con el Ministerio de Economía y el Ministerio de Justicia para tratar de vender sus productos.

“Cuando las personas quieren anular ciertos argumentos legales, lo hacen acusando un supuesto lobby y eso en mi concepto, pretende acallar a los gremios para que no puedan entregar su visión sobre determinados asuntos de interés.  A nosotros se nos acusó de Lobby por hacer una presentación escrita ante la comisión de Constitución porque había un choque de disposiciones y lo presentamos por la oficina de partes. Es no es lobby”, recalcó Alfredo Martin.

Finalmente, el Presidente de la Asociación manifestó que no se ha reunido con ningún parlamentario, información que, según dijo, puede ser revisada por ley. “Yo no me he reunido con ningún parlamentario y puede revisar la Ley de Lobby. Me parece un abuso la acusación de un feroz lobby de los notarios y que se oculte el feroz lobby que hacen las empresas certificadoras. Y yo no lo estoy criticando, porque el lobby está regulado y es aceptado, pero no nos digan sólo a nosotros lo del feroz lobby”, manifestó.

El proyecto de ley -que ahora será visto por el senado-, busca agilizar los trámites que requieran acudir a un notario, permitiendo que se puedan realizar a través de una declaración jurada con firma electrónica avanzada. Entre ellos, un certificado de nacimiento, el contrato de compraventa de un vehículo motorizado, contratos de arriendo para bienes raíces, salvoconductos para mudanzas o la autorización a menores de edad para salir del país.