Mauricio Astudillo se refirió al proyecto que reforma el sistema notarial y afirmó que “el Gobierno le ha puesto suma urgencia a la modificación de un sistema que los propios parlamentarios han dicho que no está en crisis”.

La comisión de Constitución despachó el proyecto que reforma el sistema notarial, el que quedó en condiciones de seguir su tramitación en la Cámara de Diputados. La iniciativa, sin embargo, no es bien vista por la Asociación de Notarios, quienes temen una judicialización.

En entrevista con CNN Chile, el presidente de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile, Mauricio Astudillo, explicó que “no es que nos preocupe si más o menos trámites se hacen ante notarios; lo que nos preocupa es que los trámites que sí necesitan hacerse ante notario, esos sí queden en la esfera notarial y no se añada inseguridad a los ciudadanos, porque eso se traduce en judicializar los problemas“.

Astudillo sostuvo que “dentro de los 49 trámites que se eliminaban, 22 de ellos decían relación con la imposibilidad de ser otorgados por escritura pública. Se estaba impartiendo casi una orden a las personas, una prohibición de otorgar por escritura pública determinados trámites. Y algunos de ellos eran muy importantes”.

También señaló que desde la asociación pidieron al Gobierno “dar aplicación a dos normas legales de antigua data; una de los años ’80 y la otra de los años ’90, que permiten sacar de la esfera de los notarios determinadas actuaciones y eso se puede lograr simplemente instruyendo a los servicios públicos”.

Y explicó: “Por ejemplo, si van a hacer un trámite ante un servicio público y el funcionario le dice ‘necesito una fotocopia de su carnet legalizada’, no es obligación que esa persona vaya a la notaría. La normativa dice que el propio funcionario que está pidiendo ese documento puede obtener la fotocopia y certificarla”.

“Eso es simplificar la vida de las personas y eso se podría hacer desde ya por parte del Gobierno, sin embargo, no lo hacen”, afirmó.

Astudillo criticó que “el Gobierno le ha puesto suma urgencia a la modificación de un sistema que los propios parlamentarios han dicho que no está en crisis, incluso la Fiscalía Nacional Económica, incluso los mensajes presidenciales que se han enviado con otros proyectos, han dicho que funciona, que es eficiente”.

Sin embargo, también aclaró que “eso no quiere decir que no necesite modificación, modernización, mejoramiento, con los cuales estamos de acuerdo. El tema está en que eso debe hacerse con la debida ponderación”.

 

POR CNN CHILE