Es función de notarios y conservadores vigilar y retener el pago de impuestos. Además, son responsables solidario de su pago. Anualmente, se retienen y pagan al Fisco, sin costo alguno para éste, aproximadamente US$ 150.000.000. Igualmente, se fiscaliza el pago de los impuestos provenientes de los créditos hipotecarios, que ascienden, considerando un valor promedio de UF 2.000 por cada vivienda, a más de US$200.000.000, anuales, también sin costo alguno para el Fisco.

 

Esta actividad gratuita de notarios y conservadores, implica, en la práctica, que todos los actos y contratos que se extienden ante ellos y que son gravados por diferentes impuestos, sean efectivamente, calculados, pagados e ingresados a arcas fiscales.