Notarios y conservadores cumplen una importante labor en las elecciones populares, ya sea integrando las Juntas Electorales y actuado como secretarios de ellas, integrando los Colegios Escrutadores y desempeñando la labor de Delegados en los locales de votación.

 

Esto constituye un trabajo gratuito para el Estado y para la comunidad y que notarios y conservadores realizan con gran satisfacción,
conscientes de su papel en el fortalecimiento de la democracia.

 

Si acotamos a un mes el total de los trabajos, nombramientos de vocales, revisión e instalación de locales de votación, reuniones de coordinación, etc. y consideramos el valor hora-hombre de un abogado, tenemos que sólo notarios y conservadores representan un ahorro para el Estado de más de $ 600.000.000, en cada acto electoral.

 

Los costos que asumen notarios y conservadores, tomando en consideración las suplencias, pago de personal asesor, es de aproximadamente $330.000.000 ($250.000.000 pago suplencias y otros como almuerzos, bencina, etc. y $ 80.000.000 en asesores e infraestructura).