Existe un conjunto de gestiones y procedimientos establecidos en la ley, que se efectúan
en las notarías o en los conservadores de bienes raíces, que facilitan el desarrrollo de
actividaes propias del Estado y otras que favorecen a personas naturales y que no tienen
costo para quien lo solicita.

Entre los primeros, cabe señalar el aporte que esta actividad realiza a las elecciones
populares. En efecto, el funcionamiento operativo de las Juntas Electorales se basa,
principalmente, en la actividad que realizan los notarios y conservadores, sea como
Secretarios de la Juntas Electorales, sea como Secretarios de los Colegios Escrutadores. Es
en los oficios de estos funcionarios que se resulven las temáticas de los vocales de mesa o
se custodia, en su oportunidad, los materiales que se utilizan en todos los procesos
eleccionarios que se relizan en el país. Esta labor de apoyo a la actividad del Servel, facilita
que esta insticucion logre cobertura a nivel nacional, no es remunerada y exige la
participacion activa de los funcionarios referidos en diversos aspectos del proceso.
Lo anterior constituye un trabajo gratuito en favor del Estado y de la comunidad,
Por otra parte, los trámites a los que pueden acceder gratuitamente las personas
naturales son, entre otros:

En el ámbito notarial, los poderes o cartas-poderes para el cobro de pensiones son
autorizados por los notarios en forma gratuita, siempre que dicho documento contenga
una declaración del otorgante, en el sentido que el mandatario no recibirá retribución
pecuniaria alguna, por su servicio en el cobro de la pensión. Este documento es de
otorgamiento constante y favorece a un grupo especialmente vulnerable, como lo es la
tercera edad.

En el ámbito de los Conservadores, las inscripciones a que de lugar una posesión efectiva
cuya masa de bienes no exceda las 15 unidades tributarias anuales, hoy, $8.510.000.-, no
pagan derechos arancelarios. Además, si la masa de bienes se encuentra entre dichas 15
UTA y las 45 UTA, ($8.510.000 y $25.542.000) estarán liberadas del 50% del pago de
dichos derechos. (Art., 30 bis, Ley 16.271, incorporado por el art. único de la ley 20.094,
de 18-01-2006).

También en materia registral, cabe señalar que la Ley sobre copropiedad inmobiliaria para
facilitar la organización y administración de los condominios de viviendas sociales, se
refirió, entre otras cosas, a dos aspectos: a) Para los efectos de la citación a una
asamblea, el juez podrá solicitar al Conservador de Bienes Raíces competente, que
complemente la nónima de propietarios, respecto de aquellas unidades cuyos dueños no
estuvieren identificados, de acuerdo con las inscripciones de dominio vigente. (art., 33,
letra d); y, b) Las actuaciones que deban efectuar los condominio de viviendas sociales en
cumplimiento de la ley 19.537, estarán exentos del pago de los derechos arancelarios que
correspondan a los notarios, conservadores de bienes raíces y archiveros. (art., 46 bis).
Finalmente, la Ley 16.282, estableció disposiciones permanentes para casos de sismos o
catástrofes, cuyo texto refundido de su Título I, fue fijado por el Decreto 104, Ministerio
del Interior, de 1977, dispone que las escrituras e inscripciones que se requieran por el
art., 43 de la Ley, para regularizar los loteos o subdivisiones de predios afectados por un
sismo o desastre, petenecientes a cooperativas o comunidades legalmente constituidas,
en las cuales existan de hecho poblaciones de tipo popular, serán gratuitas para los
interesados.

Finalmente, estos funcionarios siempre actuarán gratuitamente si el interesado presenta
Privilegio de Pobreza, otorgado por la Corporación de Asistencia Judicial.
Cabe señalar que un importante número de notarías autoriza de forma gratuita la
declaración de ser donante de órganos, campaña ha la que se han sumado
voluntariamente.