El nuevo “Sistema de Inscripción Electrónica Integrada” permite optimizar tiempo,
aumentar la seguridad de los documentos y mejorar la interconexión entre
conservadores y notarías. El Banco de Chile, BCI, Banco Estado y Banco Santander ya
utilizan exitosamente este nuevo formato de tramitación de escrituras e inscripción de
propiedades e hipotecas.

Un gran paso tecnológico y de ahorro de tiempo en trámites es el que están dando notarías
y conservadores de bienes raíces del país. Esto gracias al nuevo “Sistema de Inscripción
Electrónica Integrada” que disminuye, en promedio, en 12 días hábiles el proceso de
inscripción de bienes raíces, asegurando una mayor transparencia ya que se puede saber en
tiempo real el estado de tramitación de cada escritura. Además, permite que la información
esté en línea para revisar el estado de avance de los trámites durante la parte final de la
compra de una vivienda. A la fecha van casi 23.000 operaciones realizadas. Si tomamos
como valor promedio de cada hipoteca 3.500 UF, se han transado hipotecas por 80.500.000
de UF.

Otra ventaja de este nuevo sistema, implementado en conjunto por conservadores de bienes
raíces, notarías y un número creciente de bancos -y desarrollado por los asesores técnicos
de ambas instituciones- es que optimiza la interconexión entre notarías, instituciones
financieras y conservadores. Esto se debe a que toda la documentación circula
electrónicamente entre los abogados redactores, el banco, la notaría y el conservador
respectivo, con lo cual se hace mucho más eficiente el sistema. En concreto, baja el tiempo
de traslados de documentos y mejora la seguridad de éstos, ya que se ingresan al sistema
de manera electrónica.

“En la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales hemos impulsado,
desde hace más de una década, la modernización tecnológica del sistema auxiliar de
justicia. Hoy, disponemos de este nuevo sistema de interconexión, motivados por entregar
un servicio más eficiente a la comunidad en la inscripción de una propiedad, ya que la
implementación de esta plataforma electrónica garantiza que el procedimiento sea más
rápido y transparente para los ciudadanos que realizan este significativo trámite “, afirma
el presidente del gremio, Alfredo Martin.

Por su parte Cristián Espinoza, gerente de Banca Hipotecaria del Banco de Chile, afirma
que “en el Banco de Chile estamos siempre trabajando para mejorar la calidad de servicio
que entregamos a nuestros clientes y este sistema, que acorta los plazos de los trámites
hipotecarios, es un gran paso en innovación. Permite que la propiedad se inscriba antes, y
por lo tanto sea entregada antes a su nuevo dueño. La evaluación de este sistema ha sido
muy positiva ya que agilizamos el proceso hipotecario y los clientes han notado la
diferencia”. Espinoza explica que “agregamos el valor de la seguridad, pues no hay
documentos que circulen físicamente. En la medida que el resto de los bancos se sumen a
esta iniciativa, los mayores beneficiados serán los clientes”.

El Conservador de Bienes Raíces de Rancagua, Mauricio Astudillo cuenta que este servicio
está operativo desde el año 2011. “Un número creciente de bancos se ha interesado en este
sistema que hace más efeciente al otorgamiento de los mutuos hipotecarios, con claros
beneficios para la gente” afirma Astudillo.

A través de esta plataforma, cuenta el Conservador de Bienes Raíces de Rancagua, están
conectados en línea todos los que participan del proceso y a la cual se va “subiendo” en
formato electrónico los documentos correspondientes, tanto las copias de las escrituras
públicas, como las copias y certificaciones de las inscripciones que practicamos los
conservadores. De esta forma, en el mismo momento que un documento es firmado
electrónicamente, queda a disposición del usuario que lo puede descargar desde esta misma
plataforma. “Esto se ha convertido en una verdadera carretera electrónica de optimización
para las operaciones hipotecarias, pero que bien puede utilizarse y abrirse a los demás
actores del mercado inmobiliario”, puntualiza Astudillo.